“Hail Caesar!”

Película tan entretenida como decididamente menor dentro de la filmografía de los hermanos Coen, que tiene como protagonista al jefe de un estudio de Hollywood (Josh Brolin) que, además de tener que ocuparse de sus diferentes asuntos diarios, ve como la estrella de una superproducción bíblica que está rodando (George Clooney), es secuestrada por un misterioso grupo de comunistas que piden un rescate por el mismo. La parodia del cine de Hollywood y la recreación de época son muy simpáticas y están muy bien llevadas, aunque el reparto estelar (que incluye a nombres como Scarlett Johansson, Jonah Hill, Frances McDormand, Alden Ehnrenreich, Ralph Fiennes, Channing Tatum o Tilda Swinton, entre otros) es más bien una sucesión tras otra de cameos. Aunque contiene el humor que los ha hecho característicos e identificables, la película posee cierto aire de intrascendencia que la aleja mucho de los grandes títulos de los Coen, a pesar de lo cual, se deja ver sin grandes problemas y seguramente se olvide también a gran velocidad.

hail-caesar-01

El director de fotografía, por duodécima ocasión en la filmografía de los Coen, es el británico Roger Deakins [ASC, BSC], unánimamente considerado –con toda justicia- como uno de los grandes operadores del cine moderno. Curiosamente, llevaba ya seis años sin rodar con los hermanos, ya que desde “True Grit” (2010), éstos sólo habían rodado una película (“Inside Llewyn Davis” (2013), de la que se hizo cargo el francés Bruno Delbonnel por estar Deakins ocupado rodando otro proyecto. Actualmente, Deakins es uno de los operadores más demandados y se encuentra –en el momento de escribir estas líneas- en plenos preparativos para el rodaje de “Blade Runner 2” a las órdenes de Denis Villeneuve, en la que tendrá la dificil misión de retomar el emblemático trabajo de Jordan Cronenweth en la película original de Ridley Scott. Después de doce nominaciones al Oscar (este año, una vez más, no parece que vaya a ganarlo por “Sicario”) y cuatro premios de la American Society of Cinematographers (ASC), así como trabajos para Martin Scorsese, Ron Howard, M. Night Shyamalan, Sam Mendes, Stephen Daldry, John Patrick Shanley, Angelina Jolie, Andrew Dominik, Andrew Niccol o los citados Villeneuve y hermanos Coen, si hay alguien en el universo capaz de retomar “Blade Runner”, ése es Roger Deakins.

hail-caesar-03

Curiosamente, Deakins fue uno de los primeros directores de fotografía importantes que decidieron llevar a cabo la transición al cine digital de manera relativamente temprana, ya que en cuanto pudo probar la Arri Alexa allá por el año 2010, decidió utilizarla ya en “In Time” (2011), aún cuando la cámara aún no era capaz de rodar en formato RAW. Desde entonces, la ha usado en todos sus proyectos con un enorme éxito, explorando y explorando al límite sus posibilidades estéticas. Sin embargo, en “Hail Caesar!” se ha encontrado de nuevo con los Coen, que parece ser que aún prefieren el celuloide, además de con una ambientación de época que, en cierto modo, parece ser el refugio del formato fotoquímico, ya que de alguna forma, su aspecto más anticuado parece que encaja mejor a muchos cineastas. En cualquier caso, la imagen de época de este film es la típica de Deakins, que rueda sin filtraje alguno, sin recurrir a tratamientos especiales de color y con las ópticas más nítidas y de un aspecto más moderno que le es posible, al igual que como cuando rueda en formato digital.

hail-caesar-05

A pesar que se trata de una película de presupuesto reducido, “Hail Caesar!” se beneficia enormemente de un estupendo diseño de producción y de vestuario, tan cuidado como en todas las producciones de los hermanos Coen que han recreado el pasado. Además, se beneficia de que muchas localizaciones de Los Ángeles, tales como los exteriores de los platós de los grandes estudios, conservan prácticamente el mismo aspecto que en los años 50 que se recrean. El trabajo de Deakins es, como decíamos, muy típico de él, aunque se divide claramente en dos áreas: las escenas “normales” por así decirlo, en las que emplea un estilo muy vistoso y moderno, con luz suave sobre los personajes y muchas fuentes integradas en cada toma para crear una estética creíble a la par que vistosa, y por otro lado, las escenas que recrean los rodajes y escenas de películas de época. En estas últimas, Deakins se transforma en un operador de la época y utiliza múltiples fuentes de iluminación, como era típico en la época de los grandes estudios, así como luz dura y gelatinas en las fuentes de iluminación.

hail-caesar-04

Estupendas en este aspecto son particularmente dos escenas: la previa al secuestro de Clooney, que parece sacada de “Spartacus” o “Ben-Hur” (atención porque Deakins muestra planos picados en los que se ven las lámparas del decorado), así como la del Western con el personaje de Alden Ehnrenreich tocando la guitarra bajo la luz de la luna, que parece imitar el estilo de los Western en color de John Ford, a lo “The Searchers”. El resto del film muestra el exquisito gusto del operador británico para la luz y el encuadre, casi siempre con focales nobles (alrededor del 32mm), e incluso posibles referencias a otros films de la época (como “North by Northwest”, con el uso de la noche americana a la hora de retratar de noche la mansión en la que los activistas pro-soviéticos secuestran a Clooney) o las típicas escenas rodadas en el tanque del estudio (la del submarino). También hay que mencionar que las imágenes que se muestran en pantalla de las películas que se ruedan en el estudio poseen una relación de aspecto de 1.37:1, ocupando un ancho menor que el resto del metraje (1.85:1).

hail-caesar-02

Los resultados son muy, muy buenos, pero el material es tan ligero que no ofrece a Deakins una verdadera ocasión de lucirse con escenas con un buen potencial dramático, lo que a la postre, hace que su trabajo no trascienda tanto como los mejores de su obra, algo que sí está por ejemplo en las escenas de carretera por la noche o en las de los túneles de la reciente “Sicario”. No obstante, a pesar que se dice que Deakins ha tenido problemas con el revelado y laboratorio, “Hail Caesar!” ofrece además una imagen de una excelente calidad, algo que veníamos echando en falta últimamente en el formato 35mm, sin que su utilización además parezca un mero capricho de los cineastas, por estar bien integrado y justificado su uso en la historia. Así pues, el conjunto no pasará a la historia en ningún aspecto, aunque vuelva a ser otra pequeña joya estética de los Coen y de Roger Deakins.

Título en España: ¡Ave, César!
Año de Producción: 2016
Director: Joel & Ethan Coen
Director de Fotografía: Roger Deakins, ASC, BSC
Ópticas: Zeiss Master Prime
Emulsión: Kodak 5203 (50D), 5213 (200T) & 5219 (500T)
Formato y Relación de Aspecto: 3-perf Super 35, 1.85:1
Otros: 4K Digital Intermediate

Vista en DCP

© Harmonica Rental & Cinema/Ignacio Aguilar, 2016.