Guía de Ópticas de Cine (II)

Continuamos el repaso a los principales juegos de ópticas de cine disponibles en el mercado con las series de Cooke. Pincha aquí para acceder a la primera parte de la Guía de Ópticas de Cine de Harmonica Cinema.

6. COOKE S4:

Durante más de 30 años, el fabricante británico Cooke Optics había limitado su aportación al mundo de las ópticas de cine a la fabricación de algunas lentes zoom, muy existosas eso sí, como sus Varotal 20-100mm (T/3.1) o 18-100mm (T/3), Varopanchro 20-60 (T/3.1) o Super Cinetal 25-250mm (T/3.7), pero había abandonado la fabricación de ópticas fijas hasta que en 1998 apareció su nueva serie S4.

Su diseño, mecanismos y calidad de imagen reflejan los 40 años transcurridos desde la anterior serie S3, como también su tamaño y su peso, incrementado hasta una media aproximada de 1800g por focal en la serie principal (18-100mm). Son ópticas de luminosidad razonable, muy resistentes a los destellos, que producen una imagen muy limpia, con un inconfundible iris octogonal que, en contraposición a su rival directo en Zeiss –las Ultra Prime- ofrecen una imagen más suave en todos los aspectos: los bordes no aparecen tan perfilados, el contraste no es tan alto y la transición entre las zonas enfocada y desenfocada no es tan abrupta. Sin embargo, donde más destacan es en su reproducción de color, generalmente más cálido que en Zeiss, así como con los tonos de la piel, muy beneficiados por sus características cromáticas y mayor suavidad.

No obstante, nunca se debe confundir suavidad con menor resolución, puesto que las S4 son capaces de reproducir los detalles más finos de una imagen, solo que lo hacen de forma más delicada que sus rivales alemanes. Por ello, suelen ser ópticas muy apetecibles para películas/publicidades en los que el aspecto de los actores sea primordial, o bien trabajos de época que no requieran imágenes tan nítidas como otros de una estética más realista. Aunque están muy extendidas, su precio es elevado, lo que repercute en los alquileres y, aunque cubren sin problemas el formato Super 35, conviene resaltar que las focales más angulares podrían no hacer lo propio con los 5K de la Red Epic.

El inconfundible iris octogonal de las Cooke S4 en “Casino Royale”

Ejemplos: “The Assassination of Jesse James by The Coward Robert Ford”, “The Ninth Gate”, “The Beach”, “Munich”.

7. COOKE 5/i:

La 5/i, última serie del fabricante británico Cooke, fue anunciada en el año 2009 y vendría a ser su respuesta a la serie Master Prime de su competencia alemana Arri/Zeiss.

Su apertura máxima es prácticamente equivalente, aunque su peso es ligeramente superior, con alrededor de 500g más de media por focal, hasta unos 3000g. Como nota curiosa, cabe destacar que su escala de foco se puede iluminar en la oscuridad, lo que a buen seguro hará las delicias de más de un ayudante de cámara. Su principal problema -en este momento- es su falta de disponibilidad, habiendo muy pocos juegos disponibles en el mercado y con una lista de espera de dos años, a pesar que cada focal tiene un coste de aproximadamente 21000 euros. Sus principales características visuales son idénticas a las de las S4, de modo que nos remitimos a ellas y, su principal ventaja con respecto a sus hermanas menores es, por tanto, su apertura máxima (T/1.4), un diafragma completo más luminoso que aquéllas (T/2.0) sin una merma en el rendimiento óptico a aperturas equivalentes.

De modo que si se buscan unas ópticas suaves, con una imagen limpia como corresponde a diseños de última generación y aperturas de diafragma para rodar a niveles de luz ínfimos, las Cooke 5/i representan la solución ideal.

“Extremely Loud and Incredibly Close”

Ejemplos: “Hugo”, “Midnight in Paris”, “To Rome With Love”

8. COOKE PANCHRO/i:

Como la serie 5/i, los Cooke Panchro, que toman el nombre de las antiguas series de ópticas fijas de Cooke, fueron anunciados en el año 2009. Son ópticas que, como las 5/i, aún no están demasiado extendidas, en parte quizá porque para muchos operadores y muchas producciones tienen un serio inconveniente: su apertura máxima es únicamente de T/2.8, lo cual puede suponer un problema para rodar en celuloide e incluso en escenas interiores y nocturnas de muchos trabajos digitales (como por ejemplo para equilibrar fondos con luz disponible en un rodaje exterior nocturno).

Aunque también se comercializa una versión uncoated para favorecer la captación de destellos, el marketing de Cooke las vende como mini-S4, es decir, con las mismas características de aquéllas, e incluso un peso similar (en un tamaño más compacto), solo que con ese paso menos de luminosidad (T/2.8 en lugar de T/2.0) que repercute en que su precio sea la mitad que el de las S4. En la práctica son ligeramente más suaves que éstas, pero alguna focal, como el 18mm, exhibe un rendimiento superior al de sus hermanas mayores. Su círculo de imagen también es más generoso, de modo que no solo cubren el formato Super 35, sino que también el 5K sin ningún problema. Quizá sean ópticas ideales para aquéllos que busquen el aspecto S4, no tengan problemas con los niveles de luz y quieran ahorrar presupuesto renunciando a ese paso extra de luminosidad.

9. COOKE SPEED PANCHRO (COOKE S2/S3):

La crème de la crème en materia de ópticas antiguas son los Cooke Speed Panchro, nomenclatura genérica que sirve para acoger tanto a las series conformadas por ópticas Cooke S2 (con diseños de la década de 1930) y Cooke S3 (diseños de la década de 1950). Y es que muchos juegos supervivientes contienen ópticas de ambas series, puesto que de la serie S3 únicamente se fabricaron un 18mm y un 25mm, de modo que todas las focales excepto éstas deban completarse con la serie S2. Originalmente, los juegos venían con montura Arri Standard pero la mejor forma de emplearlos a día de hoy es utilizando series reconstruidas por Century Optics o Van Diemen, con monturas PL y mecanismos (anillos de enfoque y diafragma) similares a los de ópticas modernas.

Las imágenes producidas por estas series pueden variar mucho en función de las distintas focales que los formen, pero en general, de las mismas cabe esperar una enorme suavidad, colores cálidos y muchos y espectaculares destellos, teniendo en cuenta, como indicamos, que pueden existir notables diferencias dentro de un mismo juego en cuanto a reproducción tonal, nitidez, resolución y contraste que repercutan en la consistencia de las imágenes de un proyecto. Por supuesto, sus aberraciones y “defectos” se magnifican a máxima apertura, en la que pueden ofrecer una imagen de distorsiones reminiscentes del anamórfico. De modo que para cualquier proyecto que necesite una elevada consistencia o una gran calidad de imagen –a priori- no parecen los juegos más indicados; en cambio, si lo que se busca es una imagen orgánica, de época o de aspecto anticuado, o incluso favorecer a los actores/actrices con unas ópticas que ofrecen una difusión o suavidad muy natural, los Speed Panchro son una versión más extrema de las posteriores creaciones de Cooke y podrían resultar maravillosas. Más que nunca, son ópticas que conviene probar muy bien antes de rodar con ellas, puesto que no sólo no cubren los 5K de la Red Epic (aunque sí los 4K), sino que sus focales angulares podrían presentar viñeteo y portholing en formato Super 35.

“Midnight in Paris” 

Ejemplos: “Marie Antoinette”, “Twelve Monkeys”, “Milk”, “An Education”.

Guía de Ópticas de Cine (I) (Lentes Zeiss)
Guía de Ópticas de Cine (III) (Lentes Panavision, Canon, Optar, Leica, Red, Kowa)
Guía de Ópticas de Cine (IV) (el formato anamórfico)
Guía de Ópticas de Cine (V) (juegos de lentes anamórficas)

© Harmonica Rental & Cinema/Ignacio Aguilar, 2012.

Fuentes:
Foros de Cinematography.com
Foros de Reduser.com
Motion Picture Lens Database
Cookeoptics.com
Cinematography Mailing List
Film Style and Technology: History and Analysis (Barry Salt)